sábado, 18 de julio de 2009

FIESTA MAYOR DE SEVILLA. LA VELÁ DE SANTA ANA

sábado, 18 de julio de 2009
Allá por el siglo XIII, en tiempos de Alfonso X, se celebraba en Triana una fiesta-romería en honor a “Santana”, durante una semana. Esto quiere decir, que existía antes que la Semana Santa, que tiene su origen en 1521 cuando don Fadrique Enríquez de Ribera instituye el Via-Crucis a la Cruz del Campo, aunque en el siglo XIV existía una procesión del Santo Crucifijo de San Agustín y también agrupaciones de orígenes gremiales entorno a unos titulares. En 1846 se funda la Feria de Abril, la fundan un catalán y un vasco, Narciso Bonaplata y José María Ybarra, ambos concejales del ayuntamiento.

¿Qué sería de un trianero sin éste ver ponerse el sol por el Aljarafe y al rato salir por detrás de la Giralda si haberse “movío” del sitio en ese tiempo y con un vaso de plástico en la mano? ¿Qué sería del Guadalquivir sin la Cucaña? ¿Qué sería de la Virgen del Carmen sin ver los farolillos “encendíos” en el Puente? ¿Qué sería de la calle Betis sin soportar el peso de sus trianeros? ¿Qué sería del Altozano sin la viejas “sentás” desde las 6 de la tarde “pá cogé” sitio para ver las actuaciones? ¿Qué sería de don Juan Pasmo “El Revolucionario” sin ver a la gitana vendiendo “arvellanas” verdes enfrente suya? ¿Qué sería del mes de julio sin la Velá?.

¿Qué el Tour de Francia acaba en los Campos Elíseos y la Vuelta a España en la Castellana? Que más quisiera Alberto Contador, Carlos Sastre, etc, etc… correr el Memorial Antonio Rodríguez Zeppelín y acabar las carrera en la Calle San Jacinto. Sí, Triana tiene carrera ciclista propia. Que más quisiera Pedro Almodóvar estrenar una película en el cine de verano que hay “tó” la semana en la Plazuela Santana ¿habrá sitio con más solera “pá” ver una película? Como esto 1000 cosas más, torneo de “furbito”, carrera de cintas, concurso de tiradores de cerveza, etc… como en la feria de un pueblo, si señor, y a mucha honra, como la feria de un pueblo.

Noches de “caló”, apreturas y más de una borrachera, pero siempre en compañía de los amigos y del sentimiento trianero, que eso es un don que Dios da. Está el que sabe pintar, el que compone música, el que escribe poesía y está el trianero, en fin, un don como otro cualquiera. El trianero ve la vida de forma distinta al resto de los sevillanos, nadie puede en Sevilla decir que va “pá” Sevilla (valga la redundancia), pero el Trianero si puede. El Trianero, es más sevillano que nadie… Como dijo el pregonero: “se llama Triana el corazón de Sevilla”.

En el apartado de quejas, habría que solucionar el tema del barco de la Cucaña (barco de Lipasam), que de solera y estética anda más bien corto, alguien que recoja firmas “pá” cambiarlo… otro problema es de los señores de las “amotillos”, con camiseta de tirantas y gorra colocada a modo de peineta que intentan reventar la tranquilidad de las personas normales, pero cada vez son menos. Lo de la gorra será para homenajear a Marife de Triana, que estos días son mucho de homenaje a trianeros ilustres.
Resumiendo, después de “tó” esto, quién tiene lo que hay que tener “pá” decirme a mí que la Velá de Santana no es una Fiesta Mayor de Sevilla.
 
SEVILLANÍA: EL BLOG DE LAS COSAS DE SEVILLA. Design by Pocket